viernes, 26 de noviembre de 2010

La Real Senyera Coronada



El 9 de octubre de 1238, día de Sant Donís, Jaume I el Conqueridor veía ondear la Senyera en Valencia. Cien años después, Alfons III de València, el Magnànim, instituye la gran fiesta valenciana. En 1377, el rey Pere II de València (IV de Aragón) coronó la Senyera como agradecimiento por la lealtad y el valor del reino contra Pedro I el Cruel de Castilla.

El 18 de julio de 1521 tropas catalanas y castellanas -al servicio de la nobleza- perpetraron la gran matanza de valencianos cuando "entre Almenara y Morvedre quedaron tantos muertos como cepas de viñas". Solo cinco años después, el 20 de mayo de 1526, llegaba un mensajero de Onda hasta el Cap i Casal pidiendo auxilio: los moros habían degollado a los habitantes de Chilches. EI 7 de junio se colocó la Reial Senyera en las Torres de Serranos, lo que significa "declaració de guerra a sang i foc". La guardaren de dia i de nit vint homens del Centenar de la Ploma. Tras la victoria en Espadán, la Reial Senyera hizo su entrada triunfal en Valencia el 25 de septiembre de 1526, acompañada por los cañones de Xátiva.


El 23 de mayo de 1808 los gabachos imponen a Pepe Botella como rey. En la placeta de les Panses, Vicent Doménech, "El Palleter" de Paiporta que vivía en Patraix, se arranca la faja de saragüell y enarbolándola como si fuera la Senyera, grita: Un pobre palleter li declara la guerra a Napoleó! El franciscano padre Rico es encargado de reclutar hombres entre 16 y 40 años, de quemar el papel sellado por Murat, y de sacar la Reial Senyera como declaración de guerra "a sang i foc". Los valencianos lucharon al grito de: Muiguen els traidors!

Y así, mil historias siempre con la Senyera. Que no haga reverencia, que no se incline ante nada ni ante nadie. Que su salida no sea nunca por la puerta, que solemnemente sea bajada en vertical desde el balcón.
Que se le tributen los máximos honores, con marcha real y veintiún cañonazos.

José Donís Català

http://blogs.periodistadigital.com/politicamenteacorrecto.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tu opinión