viernes, 8 de junio de 2012

La Camisa Azul




La elección del color azul para la camisa del uniforme de Falange, fue el primer acto de autoridad de José Antonio como Jefe Nacional. Pero veamos cómo se desarrollaron los hechos: Corrían las últimas horas del tercer día del I Consejo Nacional, entre las 19:00 y las 20:00 del día 6 de octubre de 1934, con los Consejeros correspondientes reunidos en el salón del piso bajo del Palacete de Marqués de Riscal nº. 16. Ultimados los Estatutos por los que habría de regirse a partir de ese momento Falange, en la tarde del día 6 se proclamó Jefe Nacional y, a continuación, se pasó a la discusión sobre el color a adoptar para la prenda del uniforme. Algunos Consejeros defendieron la ‘camisa negra’ italiana, pero para evitar mimetismos se desechó la idea. Ruiz de Alda (que, en actos de servicio, solía vestir una camisa azul mahón) y Luis Santamarina (que la llevaba en ese momento, propia de los trazistas barceloneses a los que había pertenecido y que, a su vez, la habían copiado de la Milicia de la Asociación Nacionalista Italiana, los ‘Sempre Pronti’) defendieron la ‘camisa azul mahón’. Ernesto Giménez Caballero defendió la ‘camisa parda’ que recordaba la austera tierra castellana. Luis Aguilar, por su parte, aunque Zayas se lo atribuye a él mismo y es posible que así fuera, abogó por la ‘camisa azul horizonte’ o ‘gris desvaído’, como colores de camuflaje en caso de batalla. Tras una hora de estéril debate, José Antonio tomó la palabra para imponer, como acto de autoridad, la camisa color azul mahón: “como color neto, entero, serio y proletario, distintivo de una organización rotunda, varonil y firme”; el emblema iría bordado en rojo, al lado izquierdo, a la altura del corazón. A la mañana siguiente, José Antonio la vestía, comprada en ‘Casa Papá Navas’, cuando se llegó al Ministerio de Gobernación para ofrecer la Falange para acometer la insurrección separatista de Cataluña y para que fuera autorizada una manifestación en apoyo de la Unidad de España. Las camisas, con emblema, costaban 9 pta.; los cordones de Jefe, 4 pta. y la hebilla del correaje, 2 pta.(información extraída de un albarán correspondiente a abril de 1935). Cinturones y correajes eran fabricados por Fábrica de Curtidos de Estella.


http://fuerzanueva.wordpress.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tu opinión